Tras un viaje de más de 1.500 kms seguidos por motivos “no ocio” cuando estábamos próximos a España decidimos parar a comer en el país vasco francés. En Bidart. Nos sorprendió la cantidad de carteles y limitaciones con barras de altura en todos los sitios. Hasta que encontramos un parking donde vimos varias furgonetas y camiones, y entramos a comer y descansar unos minutos. Había otra AC allí. Después de comer, decidimos dar un corto paseo a nuestra mascota en una playa cercana especial para perros. Y estirar un poco las piernas. Para continuar viaje a Madrid. Nuestra sorpresa fue cuando al acercarnos a la AC vimos un papel asomando en el cristal y vimos que nos habían multado. Llamamos a la gendarmería para que nos explicaran el por qué, ya que no entendíamos nada. Por supuesto no acudieron ni nos dieron explicación alguna. En un café cercano nos indicaron que tampoco lo entendían. Con lo cual y a la vista de los kilómetros que nos quedaban y los que llevábamos encima, nos fuimos, después de grabar con los móviles todo el parking, el sitio donde entramos, que no tenía ningún cartel ni ninguna limitación. Grabamos a las furgonetas y resto de vehículos. Pero la sorpresa vino a la salida (por acceso diferente al de la entrada) FIJAROS LAS SEÑALES QUE NOS ENCONTRAMOS ¡!! En base a esto… nos metimos en una ratonera …. La pregunta es ¿Por qué estas señales no estaban en la entrada del parking??? Si las llegamos a ver, no hubiéramos parado ni un segundo allí. Así que tener cuidado y que no os pase lo mismo.